jueves, 27 de diciembre de 2012

EL CASO DE JOAO PRESTES FILHO...Jo




Desde el comienzo del fenómeno ovni, hay informes de encuentros con naves desconocidas que han dado lugar a victimas mortales, sobre todo en el personal de las fuerzas aéreas de diferentes países, como la del Capitán Thomas Mantell en 1948.
Pero el caso que vamos a conocer ocurrió en Brasil, y la persona implicada no era un piloto aéreo, si no un agricultor.


En los archivos de los gobiernos y las agencias independientes de investigación, hay un número considerable de informes de encuentros ovnis con resultados letales.
Estos informes suelen implicar síntomas temporales tales como enrojecimiento de los ojos, articulaciones inflamadas, quemaduras, pinchazos, náuseas y, en algunos casos, vómitos de sangre. Pero el caso que nos ocupa es sin duda el encuentro más espantoso con un objeto volador no identificado en los informes ovni. Un evento aterrador que ha llegado a ser conocido por los investigadores como ...

EL INCIDENTE ARAÇARIGUAMA

La revista Francesa "Spatiaux Phénomènes" publicó en 1971 un articulo del profesor Felipe Machado Carrión y el ufólogo Irineu Silveira, sobre el incidente Araçariguama. En dicho articulo se explicaba la muerte de un agricultor Brasileño de 44 años de edad llamado Joao Prestes Filho, muerte ocasionada tras el encuentro con un ovni. Pero debemos empezar desde un principio.

En la tarde del 4 de marzo de 1946, Joao Prestes Filho, volvía a casa de un día de pesca en el río Tieté de Brasil con su amigo Salvador Dos Santos. Filho, quien conducía su carro tirado por caballos, dejó a su compañero y le deseó buenas noches.
La electricidad aún no había llegado a la aldea de Araçariguama, donde vivía Filho con su esposa y sus cinco hijos. El pescador estaba solo mientras conducía su caballo a través de la oscuridad impenetrable que cubría la zona.


Para empeorar las cosas, el pueblo estaba casi desierto debido al hecho de que era época de carnaval. Su esposa estaba fuera disfrutando de la celebración, había salido de casa, cerrando la puerta con llave y dejando abierto como único acceso al hogar, una reducida ventana que daba a la calle.

En 1997, el sobrino de Filho, de 60 años de edad, Luis Prestes, explicó en una entrevista a los investigadores, Pablo Villarrubia Mauso y Claudio Tsuyoshi Suenaga que habían viajado a la región para reabrir este caso fascinante:“Hasta hace poco mi padre recordaba el trágico fin de su hermano en 1946. Yo era pequeño, tenía unos nueve años, pero me acuerdo perfectamente de lo que ocurrió. Era semana de carnaval y el prefirió irse de pesca. Araçariguama era un lugar aislado y tranquilo, mi tía se fue a la feria con sus hijos y le dejó preparada la cena en casa”. 


Después de 92 años de edad, Vergilio Francisco Alves, primo de Filho, continuó ilustrando los acontecimientos de esa noche fatídica a Mauso y Suenaga:“Fue en 1946 y era carnaval, se fue a pescar cerca de allí, al río Tiete. Su esposa y sus hijos se fueron a las fiestas. Hacía tiempo seco, no llovía. Al regresar guardó su caballo y le dio de comer. Puso el pescado en una cazuela y calentó agua para lavarse”. 



Vergilio Francisco


Pero continuemos con nuestra historia, Filho logró entrar por la ventana abierta, pero tan pronto como se encontraba en su casa, tuvo la sensación de que alguien o algo lo estaba observando. Filho miró por la ventana hacia el cielo y en ese momento la noche tomaría un giro terrible. 


El agricultor explico que fue golpeado de pronto por un haz de luz de intenso calor que emanaba de un objeto brillante. Filho dijo que se cubrió el rostro con las manos y se desplomó de rodillas. El estallido duró sólo un instante antes de desaparecer por completo. Según Alves:
“una especie de rayo o luz amarilla que iluminó todo. Joao sintió que su cuerpo ardía y que la barba estaba quemada. Asustado y sin poder mover las manos quitó con los dientes el pestillo de la puerta de la casa y salió descalzo a la calle, porque nunca usaba calzado”.

Prestes añade otros detalles más sobresalientes de este relato: "... al regresar a casa y abrir la ventana, un fuego o algo parecido a una" antorcha de fuego ", entró en la habitación en la que estaba Joao de pie. Cayó al suelo y sintió que su cuerpo estaba en llamas. Se envolvió en una manta, y corrió dos kilómetros hasta el pueblo. "
con sus pies desnudos y ensangrentados por las afiladas rocas del camino oscuro, sin asfaltar, Filho, gritando buscó desesperadamente ayuda, insistiendo en que su piel estaba en llamas. Corrió mas de dos kilómetros hasta llegar a casa de su hermana María, cerca de la iglesia de Araçariguama. Allí se tiró a la cama y dijo estar quemado. Al poco llegó el comisario Joao Malaquías, al cual le dijo que no era culpa de nadie, porque lo que le había atacado no era cosa de este mundo. 

La carne de Joao Preste parecía según los testigos “ como si se hubiera dejado hervir un buen rato”. Inmediatamente quedó claro a todos los presentes que el pescador desafortunado no viviría mucho tiempo en este mundo.


Según contó Alves :"Mi primo, Emiliano Prestes, vivía muy cerca y fue quien me avisó. Cuando llegué a casa de María, me encontré a Joao Malaquías, el comisario, hablando con Joao. Este estaba tumbado y se le empezaba a trabar la lengua. Su piel blanca estaba tostada, como si se hubiese asado, lo peor eran las manos y el rostro. Las tenía torcidas, su pelo no se quemó, ni sus pies ni la ropa. Solo de cintura a cabeza. Los pies los tenía desollados por haber venido corriendo y pisando piedras."

Según Alves, la familia Filho sabiamente decidió que si había algo que hacer por su familiar herido lo harían en el hospital:"Malaquías, el sheriff, quería que lo llevara a un hospital en Sao Paulo, pero el camino estaba en malas condiciones y se fueron a Santana de Parnaíba."

Prestes relata el momento en que vio a su tío de lejos, que sería la última vez que lo vería:


Luis Prestes


“Me las arreglé para ver a mi tío cuando se le sacó de la casa para llevarlo a Santana de Parnaíba en camión, donde se encontraba el hospital más cercano. Recuerdo que las sábanas que lo cubrían estaban teñidas de negro, tal vez por las quemaduras en su cuerpo ...su apariencia, según mi padre, quién lo acompañó al hospital, era realmente penosa. Presentaba quemaduras graves. La piel, la carne, estaba oscura. No tenía ninguna lesión corporal.”

Fue admitido en el hospital, donde los médicos desconcertados, incluyendo el médico Luiz Caligiuri, fueron incapaces de diagnosticar lo que había sucedido Joao Prestes. En 1974, el investigador Fernando Grossman, se entrevistó con testigos directos del evento, entre ellos el exmédico del ejército, Gomide Aracy, que estuvo con Filho durante sus ultimas horas con vida.

Gomide afirmó que él hizo todo lo posible para paliar el rápido deterioro de Filho, que parecía descomponerse en vida. Un enfermero describió las últimas horas terribles en los que trozos de carne se desprendían de los brazos, dejando al descubierto porciones de hueso y el tendón.

Irónicamente, el pelo y la ropa se dice que se ha mantenido intacto durante todo el proceso y aún más extraño y sorprendente, el hombre mismo se dice que no sentía ningún dolor físico hasta el final de su calvario. Testigos afirman que incluso conversó con el Gomide y otros hasta que perdió el tejido blando en la mandíbula para seguir hablando.

Ni que decir tiene, que la mayoría de los familiares de Filho eran incapaces de soportar presenciar esta etapa final de la vida de su ser querido, pero Gomide soportó hasta el final y declaró que la petición final del paciente había sido un vaso de agua. No mucho después, a las 10 pm. del 4 de marzo, expiró Filho y el doctor Caligiuri declaro como causa de la muerte "colapso cardíaco".



tumba de Joao Prestes



No puede haber duda de que es uno de los misterios más terribles del siglo 20 y estamos obligados a hacernos la siguiente pregunta, ¿que mato a Joao Prestes?.
Este ha sido el punto de controversia y especulación durante décadas. Montones de libros que tratan del fenómeno ovni y lo paranormal en todo el mundo han narrado la impactante historia de la muerte de este hombre con pocas variaciones en la forma en que se las arregló para entrar en su casa y la velocidad con la que murió, pero los hechos principales de la historia se han mantenido sin cambios.

Mientras que para muchos ufológicos modernos este es un caso claro de un ataque extraterrestre, irónicamente, la mayor parte de los habitantes del pueblo no sospechaban que Filho había sido asesinado (voluntaria o involuntariamente) por un OVNI. Este caso ocurrió en 1946, casi un año antes de que Kenneth Arnold, informará de sus ahora famosos "platillos saltando" sobre el Monte Ranier, un evento que marcó el comienzo del estudio del fenómeno OVNI. 

Alves afirmó que la mayoría de la gente (incluyendo Filho) sospechaba que una fuerza sobrenatural o demoníaca, era la responsable, y la entidad citada con más frecuencia es el famoso ...



BOITATÁ:


Boitatá, también conocido como el Biatatá, Baitatá, Bitatá, Batata, Batatão, M'boiguaçu, Mboitatá y Mbae Tata, es una palabra tupí antiguo (una lengua extinta, que se habló antiguamente en brasil) que se traduce como "serpiente de fuego". Este ser espectral y malicioso es básicamente el equivalente sudamericano del " fuego fatuo" en Europa.

De acuerdo con los escritos de un sacerdote del siglo XVI, José de Anchieta, el Boitatá solía perseguir y hasta matar a pueblos indigenas. Alves afirmó que esta "bestia" era el culpable de la muerte de su primo porque una entidad similar había atacado a Filho en su juventud:

“Creo que fue cosa de Boitatá, pues este ya le había atacado antes a Joao.
Cuando era tropero –conductor de ganado-, aún muy joven, vivía con su padre en Araçariguama. Cierto día, al atardecer, cuando conducía los burros por un cerro, vió un fuego que cayó del cielo. Sintió como la bola pasaba junto a él y a punto estuvo de golpearlo. Joao se contaba que allí, se veían diez o doce bolas que surgían en el cielo, algunas eran rojizas, otras del color de la luna, a veces caían y explotaban. La gente las llama las luces de “Boitatá”. Estas entidades enigmáticas son conocidos por atormentar a los que se quedan fuera por la noche, así como chocar unos con otros y que emite una ráfaga de chispas. Prestes no mencionó el Boitatá infame, pero las explicaciones de Filho eran difíciles de conseguir:"Mi padre era policía en Santana de Parnaíba, y pidió la ayuda de la unidad forense para investigar el caso, pero no sé nada acerca de los resultados. El hecho es que no había nada quemado en la habitación donde apareció el fuego. Él no tenía enemigos que estarían interesados en hacer una cosa así. Cuando él murió, repitió que la luz que le había atacado era de “otro mundo”.

Alves Prestes incluso indico que podría haber algo parecido a una maldición en la familia: "Algo igual le pasó a Emiliano Prestes, mi tío. Pocos meses después de la trágica muerte joao, Emiliano estaba caminando por un bosque de Araçariguama. Una antorcha de fuego apareció encima de él, haciendo que Emiliano aterrorizado corriera hasta el borde de un cañón, cuando la cosa se le vino encima. Todo lo que podía hacer era arrodillarse y rezar por su vida. Él nos dijo que se sentía un calor intenso, pero por suerte la antorcha de fuego se alejó y desapareció".

De acuerdo con Alves Prestes, estas extrañas bolas de fuego aterrorizaban a caballos y viajeros en la noche: "Las luces se observa con más frecuencia entre las tres y las cuatro de la mañana y son tres o cuatro veces más grande que la Luna. La gente siente su calor, incluso en la distancia, y eran capaces de moverse increíblemente rápido. Mi padre dejó de ir a fiestas por la noche a causa de estas luces. "

Mientras que para muchos el Boitatá le quitó la vida Filho, hubo quienes creyeron que el ataque había venido de ...


ASSOMBRAÇOES:

Otros creían que era el trabajo de "assombraçoes" o fantasmas que habitaban en una mina cerrada de oro, ubicada en el monte Saboao. Un canadiense fundó la mina en 1926 y vivió en el mismo lugar hasta que se cerró en la década de 1930.

Alves afirmó haber visto estas apariciones brillantes flotando detrás de la montaña con sus propios ojos:"También llamó a esas bolas de fuego las maes do Ouro '[las madres de oro]. También estaba el "lagarto de oro", una lengua alargada de fuego que se mueve en línea recta, lentamente, sin hacer ruido. "

Tan frecuente como la creencia en lo paranormal, hay quienes han especulado que Filho no era más que la desafortunada víctima de una ...



MUERTE ACCIDENTAL:


En la década de 1960, algunos investigadores, sobre todo el conocido ufólogo brasileño Dr. Walter Bühler, comenzaron a especular que las quemaduras de Filho fueron probablemente causadas por un incendio accidental, que se inició probablemente por una vela.

Esta hipótesis está en contradicción directa con la investigación de la policía de Malaquías, los que indicaron que nada se había quemado en la casa del agricultor. Vale la pena señalar que el Dr. Bühler es seguidor de una secta minoritaria que sostiene que los ovnis son visitas angélicales y con su "incendio accidental" pudo haber intentado dirigir toda la prensa negativa lejos de los ovnis, que presume que son entidades divinas.



Otros han pasado por alto el testimonio de los residentes de Araçariguama y tomado la postura de que Filho fue alcanzado solamente por un rayo, pero era época de sequía en la zona y ninguno de los numerosos testigos hizo mención alguna de tormentas, que si tuvieron lugar mucho después de que Filho llegara a la casa de su hermana, por lo tanto, parece que un rayo no es un posible culpable.

Otros se han preguntado si el fenómeno conocido como "combustión humana espontánea" podría ser la respuesta, pero si ese es el caso entonces es uno de los pocos incidentes en que alguien que sobrevive al suceso inicial y no hace nada para explicar la misteriosa bola brillante que Filho afirmó lo atacó esa noche.
Así que, echemos un vistazo a la evidencia de que pudo ser un supuesto ataque extraterrestre ...

RADIACION NUCLEAR:

Todos estamos de acuerdo que la idea de una raza tecnológicamente avanzada de seres maliciosos con poca o ninguna consideración por la vida humana no es muy agradable, sin embargo, hasta ahora parece que la extinción masiva de vida en la Tierra no es su principal cometido.

Una de las teorías más intrigantes con respecto a la suerte del Sr. Filho viene a nosotros del Dr. Luiz Braga, que, mientras investigaba el incidente años después del hecho, llegó a la conclusión de que las quemaduras extrañas de Filho, en el que la radiación tiene un efecto sobre las células vivas, pero no con las sin vida, como el pelo y la ropa, fueron similares a: "... los efectos indirectos de una explosión nuclear, como ocurrió con algunas víctimas de Hiroshima y Nagasaki."

Mientras que el primer uso registrado de un arma atómica ocurrió en Hiroshima el 6 de agosto de 1944, no hay nada en el inventario de los ejércitos de la Tierra que pudiera proyectar un haz de radiación con tal precisión en el año 1946 ... e incluso si alguien pudiera, ¿por qué usarían esa tecnología impresionante en un agricultor y hombre de familia de los remansos de Brasil, y luego rápidamente se guarda para nunca ser usado de nuevo? No tiene ningún sentido.


La única semi-racional alternativa es la teoría de que Filho fue atacado por algún tipo de tecnología alienígena. ¿Pero porqué?. Es probable que esta pregunta nunca sea contestada, pero lo que se conoce es el hecho de que la familia Filho se negó a volver al lugar de la tragedia.

¿Fue porque sintieron que el edificio estaba maldito o es que otros sufrian la enfermedad en la morada? Tal vez los familiares experimentaban el tipo de enfermedad que está asociada con envenenamiento por radiación, pero que (en ese entonces) podría haber sido confundido con algún tipo de enfermedad paranormal.
Lamentablemente, el Dr. Bühler informó que poco después de la muerte Filho la casa fue demolida, lo que podría eliminar toda evidencia que hubiera allí.

CONCLUSIÓN:

La historia nunca se ha dicho exactamente de la misma manera, pero si bien ha habido algunas discrepancias en contar la pesadilla que sufrió Filho, una situación comprensible teniendo en cuenta el tiempo pasado , los puntos importantes del caso se han respetado.

El primero de estos puntos es que Filho fue atacado por un objeto desconocido, y aparentemente controlado por una forma inteligente que directamente lanzo o proyectó una especie de "rayo de calor" en él, el segundo punto acordado es que sus lesiones se produjeron en forma de quemaduras terribles, y el hecho irrefutable del tercer punto es que este agricultor sucumbió a este tipo de lesiones, horas más tarde.
Hay quienes sostienen que las lesiones Filho se han exagerado mucho en los últimos años y que lo ha convertido en el sello distintivo del caso, un adorno añadido por los trabajadores del hospital Gomide por razones desconocidas.

Sin embargo, este enigma, el misterio de cómo Filho recibió las terribles quemaduras que provocaron su muerte siguen siendo un misterio hoy como lo fue en 1946.
Si el haz de fuego lo constituía un ataque alienígena, una manifestación paranormal o un fenómeno natural hasta ahora desconocido no lo sabemos, pero a pesar de las inconsistencias que se han transmitido en los últimos años con respecto a este cuento de miedo, una cosa es clara, la trágica muerte de Joao Prestes Filho fue casi con seguridad causado por un objeto volador que sigue siendo (hasta hoy) muy identificado.

Ahora las preguntas que se nos plantean son las siguientes ... ¿por qué una especie exótica y avanzada optan por asesinar a un ser humano... y si sucedió una vez, puede volver a ocurrir?


No hay comentarios:

Publicar un comentario