sábado, 29 de diciembre de 2012

CRONICA DE UNA MUERTE....Jo



Así que hay un cosmonauta en el espacio, dando vueltas a la tierra, convencido de que nunca regresara, está hablando por radio con Alexei Kosygin - entonces un alto funcionario de la Unión Soviética - que está llorando, porque él también sabe que el cosmonauta va a morir.

El vehículo espacial está muy mal construido, tiene poco combustible, su paracaídas no funcionará y el cosmonauta Vladimir Komarov está a punto de estrellarse a toda velocidad contra la Tierra.

Mientras se acerca a su fatal destino, espías estadounidenses en Turquía, lo escuchan llorar, "maldiciendo a la gente que lo puso dentro de esa nave llena de fallos".
Este relato extraordinariamente íntimo de la muerte en 1967 de un cosmonauta ruso aparece en un libro, titulado Starman, de Jamie Doran y Piers Bizony. Los autores basan su narrativa principalmente en las revelaciones de un oficial de la KGB, Venyamin Russayev Ivanovich, y el informe anterior por Yaroslav Golovanov en Pravda.

En 1967, Leonidas Brezhnev, líder de la Unión Soviética, quería conseguir como fuera, un triunfo en la carrera espacial en el 50 aniversario de la revolución comunista.
El plan consistía en lanzar una cápsula, la Soyuz 1, con Komarov en su interior. Al día siguiente, un segundo vehículo, con dos cosmonautas seria lanzado, los dos vehículos se encontrarían en el espacio, acoplándose, Komarov pasaría de un vehículo al otro, intercambiándose con un colega, y regresaría a casa en la segunda nave. Brezhnev, dejó muy claro que quería que esto se consiguiera.

Yuri Gagarin y Vladimir Komarov
En el libro Starman se habla de la amistad entre dos cosmonautas, Vladimir Komarov y el héroe soviético Yuri Gagarin, que fue el primer hombre en llegar al espacio. Los dos eran muy amigos, los dos fueron asignados a la misma misión, Komarov seria el primer piloto y Yuri Gagarin seria su suplente.
Algunos técnicos de alto nivel había inspeccionado la nave Soyuz 1 y habían encontrado 203 problemas estructurales, los problemas eran tan graves que hacían de esta máquina un peligro para navegar en el espacio.






Gagarin sugiere, que se debe posponer; la pregunta era: ¿Quién se lo diría a Brezhnev? Gagarin escribió un informe donde explicaba los problemas de la nave y se lo dio a su mejor amigo en la KGB, Venyamin Russayev, pero nadie se atrevió a enviar el informe a Brezhnev, es mas, Todos los que vieron ese informe, incluyendo Russayev, fueron degradados, despedidos o enviados a Siberia diplomáticamente.


Soyuz 1
Con menos de un mes antes del lanzamiento, Komarov se dio cuenta de que no se pospondría. Se reunió con Russayev, el ahora degradado agente de la KGB, le preguntó: ¿Por qué no se niega?, Komarov respondió: "Si yo no hago este vuelo, enviarán a otro en mi lugar, enviarian a Yura, y él moriria en mi lugar. Tenemos que cuidar de él." Komarov luego se echó a llorar. 





Komarov dijo a sus amigos que sabía que probablemente iba a morir. Pero él no quería echarse atrás porque no quería que Gagarin muriera.

El día del lanzamiento, 23 de abril de 1967, un periodista ruso, Yaroslav Golovanov, informó de que Gagarin se presentó en el lugar de lanzamiento y exigió que le pusieran un traje espacial, aunque nadie esperaba que él volase. Algunos pensaron que Gagarin estaba tratando de salvar a su amigo. La Soyuz abandonó la Tierra con Komarov a bordo.


Una vez que la Soyuz comenzó a orbitar la Tierra, los problemas se iniciaron. Las antenas no se abrieron correctamente. El mando de la nave estaba en peligro. La navegación resultó difícil. El lanzamiento del día siguiente tuvo que ser cancelado. Las posibilidades para un regreso seguro a la Tierra fueron disminuyendo con rapidez. 

  En este video se escucha las ultimas palabras de Komarov hablando con Alexei Kosygin



Los EE.UU. estaban escuchando, un analista de la NSA, contó como Komarov les decía a los oficiales del control en tierra que sabía que estaba a punto de morir. El analista describió cómo el alto funcionario soviético Alexei Kosygin hablaba con Komarov para decirle que era un héroe. La esposa de Komarov también hablo con él le preguntó que le decía a sus hijos. Kosygin estaba llorando.


Cuando la cápsula comenzó su descenso y los paracaídas no se abrieron, Komarov gritó de rabia mientras se precipitaba a su muerte.


La muerte de Vladimir Komarov, parece, casi, un guión. Yuri Gagarin criticó duramente a los funcionarios que habían dejado volar a su amigo.
Komarov fue honrado con un funeral de Estado. Sólo un hueso astillado del talón sobrevivieron al accidente.






Ataúd abierto de Komarov
















Tres semanas más tarde, Yuri Gagarin fue a ver a su amigo del KGB. Quería hablar sobre lo que pasó. No se fiaba de nadie, y se dedicaron a pasear para no ser escuchados, el Gagarin de 1967 era muy diferente del hombre despreocupado joven de 1961. La muerte de Komarov había colocado una enorme carga de culpa sobre sus hombros. En un momento Gagarin dijo: "Tengo que ir a ver al hombre principal [Brezhnev] personalmente." Estaba deprimido "voy a llegar a él [Brezhnev] de alguna manera, y si el sabía la situación y aún así dejo que todo sucediera, entonces sé exactamente lo que voy a hacer." Russayev continúa: "No sé exactamente lo que Yuri tenía en mente. Tal vez un buen puñetazo en la cara."


Existe un rumor, nunca probado , que un día Gagarin tuvo un momento con Brezhnev y le tiró una bebida en el rostro. Me gustaria que fuese cierto.
Yuri Gagarin murió en un accidente aéreo en 1968, un año antes que los norteamericanos llegaran a la luna. 

Vladimir Komarov
                                     





No hay comentarios:

Publicar un comentario